Juan José Romero

Cuatro de cada 10 niños son abusados sexualmente, cifra muy alta, considera la presidenta de la Comisión de Niños y Adolescentes, Beatriz Mojica Morga, por lo que urge necesario atender esta problemática de manera integral.

A pesar de que no hay cifras oficiales respecto a la violencia o el abuso contra los niños, sí es grave este problema en el país y en Guerrero en particular si se toma en cuenta que los datos con los que se cuentan, comentó.

La legisladora consideró que es necesario atender esta problemática desde la parte legislativa, con la adecuación de las leyes correspondientes, como en la cuestión ejecutiva con la intervención de los tres niveles de gobierno, porque «sí hay varios pendientes en Guerrero que tienen que ver con el fortalecimiento de la legislación y las políticas públicas».

En este sentido, la morenista comentó que ya se está trabajando en las reformas para prohibir los matrimonios infantiles «para que quede muy claro en todas las leyes de Guerrero que están prohibidos los matrimonios infantiles, porque es un mandato nacional y, por lo tanto, no puede haber recovecos como los hay hasta el día de hoy, en los que se ve al matrimonio como una emancipación de los adolescentes, por lo que en los Registros Civiles se tiene que hacer lo propio para no validar ningún matrimonio de menores de 18 años», expuso.

En entrevista, en el marco de un taller que se ofreció al personal técnico del Congreso local acerca del tema, señaló que en esta problemática varios pendientes también tienen que ver con el abuso sexual infantil, en lo cual el Congreso del Estado ha avanzado de manera importante en la integración de un registro de abusadores sexuales, porque las cifras son muy fuertes en nuestro estado.

Reconoció que en cuanto al abuso infantil no hay cifras precisas, porque los únicos datos que se conocen son los que se manejan a nivel nacional que indican que cuatro de cada 10 niños son abusados sexualmente, «que es una cifra muy alta, pero en Guerrero por ahí podemos andar en promedio o más alto, lo cual es muy grave porque son niños que han sufrido abusos en diferentes escalas».

Al respecto Mojica Morga recalcó: «No hay estadísticas precisas, porque muchas veces la gente no denuncia, no informa acerca de este asunto, porque la mayoría de estos abusos suceden en el ámbito familiar o con personas cercanas, por lo que es un tema muy doloroso».

Y es que dijo que la situación se vuelve muy difícil y compleja, porque los niños son abusados en el entorno familiar, y es donde deberían de estar más cuidado y protegidos «y eso es terrible».

Mencionó que otra de las problemáticas que se tiene que atender es la pornografía infantil y la trata de menores de edad sobre todo en los destinos turísticos como Acapulco, porque en este problema Guerrero se encuentra en cuarto lugar a nivel nacional.

Respecto a la situación que se presenta en las comunidades indígenas, principalmente, por la venta de niñas y el casamiento de menores de edad, la diputada local, enfatizó que en cuanto a este asunto no hay usos y costumbres que puedan estar por encima de los derechos de los niños y adolescentes, porque es una práctica que tiene que ser castigada de manera muy estricta, porque «no es una práctica de usos y costumbres sino de algunas familias que ven en eso una forma de hacer negocio, porque no es una práctica generalizada».

COMPARTIR