Enfoque Informativo

  • La cantante enfrenta un nuevo escándalo que ha dejado sorprendido al público, por una inspección que nadie se esperaba

La casa de Belinda fue cateada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), como parte de una investigación, al ser acusada de tener animales exóticos.

Supuestamente, la denuncia fue hecha por varios de sus vecinos que aseguraban que la cantante tenía dos monos araña.

En la residencia ubicada en la colonia Jardines del Pedregal en la Ciudad de México, vive la familia de la intérprete; Ignacio Peregrín y Belinda Schull quienes son sus padres, y su hermano Nacho, quienes vivieron el momento de la inspección.

Belinda en el ojo de la justicia

Aunque las autoridades no encontraron lo animales por los que se hizo la denuncia, a la cantante le fue decomisada una cacatúa alba, la cual es una especie que se encuentra en peligro de extinción.

Además de esto, se afirmó que Belinda que no tenía los documentos correspondientes para validar la procedencia de este animal.

¿Qué pasa si se tienen animales exóticos ilegalmente?

De acuerdo con el Código Penal, cualquier persona que tenga posesión de animales exóticos de forma ilegal, podría ser encarcelada hasta 9 años o recibir una multa cuya cantidad sería determinada por el juez.

Por otra parte, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) asegura que sí se puede tener un ejemplar salvaje o exótico como animal de compañía, siempre y cuando no esté dentro de la lista de animales en peligro de extinción.

Belinda, quien ahora se unió a los «2000’s Pop Tour» como invitada especial, estará bajo la lupa de las autoridades para confirmar la procedencia de la cacatúa que le decomisaron, aunque será difícil que se la devuelvan por las características del ejemplar.