Juan José Romero

  • La movilización lleva por nombre «43 por los 43», dedicado a los estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa  

Con una serie de movilizaciones y reuniones en Guerrero, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) celebrará que Guerrero será cede del encuentro de la disidencia magisterial en el marco de su 43 aniversario.

La movilización magisterial lleva por nombre «43 por los 43», dedicado a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos el 26 de septiembre del 2014 en Iguala.

El secretario general de la CETEG, Héctor Torres Solano, explicó que el sábado 17 de diciembre se llevará a cabo una marcha en Chilpancingo, para continuar en la exigencia del cumplimiento de las demandas de esa organización magisterial.

Sobre las demandas del magisterio disidente recordó que son el rechazo a la reforma educativa, a la carrera magisterial del sistema, a la «farsa electoral de los dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) sección 14, la exigencia de la creación de la subsecretaría de educación para los pueblos originarios, aplicación de una auditoría al Plan de Previsión Social y también que se reinstale la mesa de trabajo que se tenía con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esperan que en la movilización de este sábado participarán contingentes de la coordinadora de Chiapas, Oaxaca, Zacatecas, Nuevo León, Estado de México, Durango, Michoacán y la cede, Guerrero.

«El surgimiento y desarrollo de la CNTE, se dio en un contexto de profunda crisis política y económica generada por el endeudamiento externo y la imposición de medidas de austeridad que redujeron el gasto público y abrieron la puerta a la privatización de los servicios públicos y la infraestructura propiedad de la nación», concluyó el dirigente magisterial.

COMPARTIR