Miércoles, 19 Abril 2017 11:56

Aislamiento e impunidad en Acapetlahuaya

Valora este artículo
(0 votos)

 

Roberto Santos

Con el asesinato de Roger Arellano, el expresidente municipal de Canuto A Neri, empiezan a salir las irregularidades que en ese lugar existen, generadas por el aislamiento y la impunidad que gozan algunos grupos de poder.

El señalamiento que los vecinos de Acapetlahuaya hacen de que en ese municipio no existen policías porque la presidencia municipal la desapareció, no deja de ser grave.

Si existe un ambiente de ilegalidad en ese municipio difícilmente el proceso electoral que se avecina va a estar libre de violencia, porque pudiera ser que con la muerte del exdiputado Arellano se enrarezca aún más el ambiente preelectoral.

Lo ideal sería conjurar los ajustes de cuentas y venganzas entre familias y grupos políticos.

La queja de los vecinos de que están solos sin que nadie los proteja ante la inseguridad, llama la atención.

La presidencia debería explicar los motivos o razones por los que le llevaron a esa decisión de quitar la policía municipal.

Por cierto, se ha publicado la versión de que la familia del exdiputado Roger Arellano, han señalado como principal sospechoso de la muerte de su familiar al Solitario del Sur, Eleuterio Aranda.

Acusación grave, sin duda, y que estarían obligados a comprobar.

El motivo que externa la familia, es la supuesta incomodidad del Solitario porque Roger fue nombrado mayordomo de las fiestas patronales de Acapetlahuaya.

Cierto o no, esto es muestra del nivel de violencia que existe en lugares como este, aislados y marginados, donde impera la arbitrariedad, donde por causas tan banales se llega a las armas.  





 

 

Enfoque informativo Guerrero Diario

Caricatura del día

Imágenes con Enfoque