Jueves, 20 Abril 2017 11:58

Más inteligencia para la seguridad

Valora este artículo
(0 votos)

 

Roberto Santos

Lo que sucedió ayer en Acapulco debe ser debidamente aclarado para evitar los rumores que llevan a la desinformación.

Ya se ha difundido que fue resultado de un ataque de una célula criminal contra un joven perteneciente a otra de la misma naturaleza.

Pero también se manejan otras hipótesis; una de las cuales, con nombres y detalles, se menciona a un grupo criminal que con este ataque pretende calentar la plaza del puerto para dañar a quien está mejor posicionado en el mercado de las drogas.  

Esto suena lógico cuando se atenta contra quienes nada tienen que ver con la delincuencia, como sucedió con los turistas heridos.

Solo una persona desquiciada puede atreverse a disparar contra personas inocentes. Una vez más las corporaciones policíacas están obligadas a dar resultados de inmediato.

Vale destacar que no vale ocultar los hechos a una sociedad informada y crítica.

Queda claro que cuando de verdad se implementen acciones por parte de las corporaciones federales, con datos de inteligencia y de manera precisa, será cuando la inseguridad se reducirá para bienestar de la población porteña y estatal.

Sin embargo, hay quienes aventuran, que existen fuerzas  extrañas que cuando las cosas van bien en materia de turismo y ocupación hotelera en las zonas turísticas de Guerrero –como el de esta semana, con el puerto lleno de  visitantes y los hoteles casi al cien por ciento ocupados, representaba una buena temporada en el aspecto económico–  realizan acciones de violencia para echar abajo las labores del gobierno municipal y estatal.

Unas horas antes quemaron varios negocios en el puerto de Zihuatanejo y después sucede este hecho, con lamentables consecuencias.

Urge que den resultados los operativos de vigilancia y de prevención del delito por parte de las instituciones encargadas de la seguridad nacional. También está ausente una verdadera labor de inteligencia para atacar las empresas delictivas que operan en Acapulco.

Los datos que los organismos de inteligencia tienen deberían servir para utilizarlos en cualquier momento, y su fin debe ser proteger a la población.

Esas mismas labores deberán tener capacidad de prevención para conjurar situaciones de riesgo, peligro o crisis en la seguridad pública. Precisamente eso es lo que falta para evitar acciones criminales como la de anoche en el puerto.

Falta hacer lo que en otros países en una realidad, la participación de la ciudadanía y de la sociedad civil en acciones de seguridad pública ante el incremento de la delincuencia.

Es necesario recobrar la confianza de la sociedad civil para que con su participación y en concordancia con los tres poderes del Estado, se implementen acciones como lo realizado en Cali, Colombia, donde se aplicaron programas con apoyo de la ciudadanía para derrotar las acciones criminales.

Lo mismo se puede hacer en Guerrero, con iniciativas de desarrollo social dirigidas a los jóvenes que tienen un alto riesgo de verse involucrados en bandas organizadas, y campañas  públicas en las escuelas con programas que hagan ver a los jóvenes las consecuencias de su involucramiento en acciones de violencia, acompañados de proyectos  para la solución a la marginación.

La tarea es vasta, pero más vale intentarlo a seguir viendo como algunos jóvenes le arrancan la vida a otros de la misma edad que él.  

 

 

 

Enfoque informativo Guerrero Diario

Caricatura del día

Imágenes con Enfoque